Se follan en el baño, mirándose en todos los espejos

Visto 213 veces
%
0
Esta pareja descubrió hace mucho tiempo, mirando vídeos de PornHub, que les excita mucho más follar si pueden observarse follando desde todos los ángulos posibles. Por eso, su lugar preferido para tener sexo es el baño, donde las paredes cubiertas con espejos les permiten observar sus cuerpos desde todas las posiciones, siendo voyeuristas de su propia follada y observándola fascinados por las reacciones de sus cuerpos.El hombre comienza a follarse a su pareja parado, mientras ella mantiene una pierna levantada para permitir que la penetre por el coño. Ella se mueve explorando diferentes posiciones y permitiéndonos observar sus fabulosas tetas colgando y balanceándose cada vez que el hombre embiste sobre su cuerpo. Luego, cambian de posición y la mujer se sube al lavamanos para que el hombre no tenga que cargar con su peso y pueda usar toda su energía para follársela con salvajismo y brutalidad.

No pueden dejar de follarse

Él aprovecha y la vuelve a penetrar por el coño, pero ella rápidamente se baja para poder ver a sus tetas moverse sin parar. Luego, él se arrodilla sobre el suelo mientras ella se pone a cuatro patas, con el pecho hacia arriba, para que pueda penetrarla cómodamente, moviéndose ambos para llegar al clímax que los dos tanto ansían. Como ninguno de estos dos parecen cansarse,  la pareja cambia constantemente de posición, buscando experimentar nuevos placeres y obtener nuevas sensaciones que les permitan tener un increíble e intenso orgasmo.Tras follar sin descanso por varios minutos eternos, parecería que esta pareja tuvo suficiente, pero parecen no agotarse en ningún momento y, luego de cambiar de posición, vuelven a follarse con la misma fogosidad y calentura que en el comienzo, montando ella sobre su polla o entregándole su cuerpo para que él pueda follársela como desea. Finalmente, la pareja se detiene cuando ambos llegan al orgasmo que buscaban.