Morocha se va a dormir con el coño húmedo

Visto 399 veces
100%
0
En las tardes, luego de un día agotador en el trabajo, esta mujer sigue un perfecto ritual para poder relajarse e irse a dormir tranquila y sin ninguna preocupación en la mente, luego de mirar un vídeo en PornHub. Cuando llega a su casa, se quita toda la ropa que la obligan a usar en la oficina y, una vez casi desnuda, se sienta sobre el sillón en su sala de estar para mimar a su cuerpo y consentirlo, llevándolo al placer más intenso y encantador de su vida. Si bien su coño ya se encuentra descubierto y al alcance de su mano, todavía tiene su remera puesta, aunque eso no es un impedimento para hacer que las tetas sobresalgan por el escote, luciendo perfectas para que otra persona mordisquee sus pezones rosados y duros por lo excitada que está sabiendo lo que se avecina.

La morocha insaciable acaricia su coño con dedicación

Como ya es toda una experta, sabe exactamente qué es lo que debe hacer y qué puntos de su cuerpo tocar y estimular para que su cuerpo no pare de vibrar por el placer que está sintiendo. La morena empieza a acariciar su coño, masajeando con constancia y delicadeza su clítoris mientras que con la otra mano acaricia una de sus tetas. A medida que su excitación comienza a aumentar, ella también aumenta la velocidad de la masturbación con el único objetivo de acercarse cada vez más al clímax que cada noche la deja dormir tranquila.La guarra se entrega al placer y su cara se transforma producto de la excitación que siente y que se extiende por cada centímetro de su cuerpo. Durante más de cinco minutos, la mujer se masturba sin descanso, llevando a su cuerpo directamente a un orgasmo intenso que la volverá loca y hará que se corra sobre su propia mano.