Penny Flame y Lexi Belle en una sesión de besos calientes y húmedos

Visto 162 veces
%
0
Estas dos amigas hace tiempo sienten la tensión sexual que hay entre ellas y deciden que esta noche se quitarán todas las ganas que vienen acumulando. Si fueran solo dos amigas, tal vez podrían contener las ganas, pero al tratarse de dos actrices porno, son incapaces de resistirse a la otra belleza. Como las dos guarras están tan acostumbradas a entregarse al placer que ni siquiera se les ocurre intentar resistirse a sus intensos deseos de follar como dos desesperadas.Las dos bellezas están decididas a aprovechar que sus parejas se encuentran de viajes de negocios para cumplir cada una de las fantasías y los fetiches en los que la otra es la protagonistas. Porque estas dos guarras no tienen ningún problema en dedicarse todo el fin de semana a ellas mismas y son capaces de encerrarse en la habitación y follar hasta que no aguanten más.

Están tan calientes que no pueden parar de besarse

Las dos mujeres comienzan con una sesión de besos muy intensa y fogosa en la que sus lenguas realizan una danza de seducción y pasión que las calentará a ambas y harán que la fiesta que hace tiempo planean comience inmediatamente. Una de ellas comienza a jugar con su ropa interior, haciendo que nos ilusionemos con que muy pronto se la quitará y se quedará desnuda, dejándonos ver su coño y permitiéndonos descubrir si se encuentra afeitado y suave o si prefiere tenerlo peludo.Para aumentar aún más la temperatura del ambiente y seguir avanzando hacia la gran follada con la que hace tanto tiempo las dos mujeres fantasean, las mujeres comienzan a comer y a compartirse la comida, pasándola de una boca a la otra mientras aprovechan para seguir besándose y explorando la boca de la otra, intentando conocer cada centímetro de su húmeda lengua y boca.